El visado Working Holiday de Australia

El visado Working Holiday de Australia permite a jóvenes de determinadas nacionalidades viajar a Australia para un «gap year».

Es un visado concebido para combinar unas vacaciones con trabajos temporales (de ahí su nombre). Por eso no permite trabajar más de 6 meses en el mismo sitio, salvo excepciones.

Este visado también permite estudiar en Australia hasta 17 semanas (para un curso de mayor duración se requiere un visado de estudiante).

 

Visado Working de Australia

El visado Working Holiday de Australia permite a jóvenes de determinados países tener un «gap year» en Australia

 

Australia no ha aprobado ningún convenio Working Holiday nuevo desde el 2006, cuando el último país, Holanda, se incorporó a la lista. La tendencia de Australia ahora es a negociar convenios Work and Holiday, que es un visado muy similar, pero con plazas limitadas.

Además de tener un cupo anual, los visados Work and Holiday (subclase 462) requieren demostrar estudios postsecundarios y un cierto nivel de inglés (salvo en el caso de Estados Unidos), lo que no es necesario con los visados Working Holiday (subclase 417).

Ningún país hispanohablante tiene el visado Working Holiday de Australia, pero Australia sí tiene convenios Work and Holiday con España, Chile, Argentina, Uruguay, Perú y Ecuador: en nuestra página encontrarás más información sobre el visado Work and Holiday.

Requisitos para el visado Working Holiday de Australia

Los requisitos principales son:

  • Nacionalidad: tener un pasaporte de un país con un convenio Working Holiday con Australia. La lista de países se puede consultar en la página de Home Affairs de Australia.
  • Edad: tener entre 18 y 30 años, salvo en el caso de canadienses e irlandeses, que pueden pedir este visado hasta los 35 años (incluidos).
  • Solvencia económica: tener fondos para el inicio de la estancia (al menos AUD$5,000) y para el viaje (los vuelos).

 

La solicitud del visado Working Holiday de Australia

La solicitud del visado se tiene que hacer online después de crear una cuenta individual –ImmiAccount– en la página de Home Affairs de Australia. Y hay que estar fuera de Australia al solicitar el visado y cuando lo aprueben.

La solicitud se puede empezar y guardar y reanudar en otro momento. Una vez completada, hay que adjuntar la documentación requerida y pagar el visado (que es el último paso) introduciendo los detalles de tu tarjeta de crédito.

Las tasas que hay que abonar a Inmigración por el visado Work and Holiday son de AUD$485 desde julio del 2019

En el momento de solicitar el visado no es preciso demostrar que ya has contratado un seguro (como ocurre con otros visados), pero lo necesitarás salvo que exista algún convenio bilateral entre tu país y Australia.

La lista completa de países que tienen algún acuerdo bilateral con Australia en materia de asistencia sanitaria se puede encontrar en la página del Department of Human Services.

Es importante leer detenidamente esta página porque la cobertura suele ser muy básica y de emergencia solo. Y no incluye repatriación. Además, podrías no estar cubierto por todo el tiempo de duración de tu visado (es el caso de italianos, que tienen un máximo de 6 meses de cobertura). 

Si quieres viajar bien cubierto, para jóvenes residentes en Europa sugerimos los siguientes seguros de viaje:

    • El seguro Cap Working Holiday de Chapka, que ofrece muy buena relación cobertura-precio, no tiene franquicia y cubre hasta el 100% de los gastos médicos, además de otros supuestos como repatriación, responsabilidad civil y visita de un familiar en caso de hospitalización. Cuesta 432 euros por año y se puede contratar fácilmente online.
    • El seguro IATI Bloggers y Grandes Viajeros de larga duración, que también cubre gastos médicos (hasta 200.000 euros) y repatriación, visita de un familiar en caso de hospitalización y responsabilidad civil. Cuesta un poco más que el anterior, pero en el caso de Chapka tienes que adelantar gastos de hasta 500 euros y reclamarlos luego a la aseguradora, lo que no ocurre con IATI.

Si eres de los que prefieres no adelantar dinero, éste sería tu seguro, que puedes contratar online en la página de IATI.

Un seguro alternativo para jóvenes residentes en Latinoamérica es World Nomads, que está especialmente diseñado para el viajero independiente y que cubre numerosos deportes y también se puede contratar fácilmente online.

Una vez aprobado el visado Working Holiday tienes 12 meses para entrar en Australia y el año que dura el visado empieza a contar desde tu entrada en el país. Confirmadas tus fechas de viaje ya podrías contratar tu seguro.

 

El segundo y tercer visado Working Holiday 

El visado Working Holiday de Australia se puede conseguir por un segundo año siempre que el solicitante no haya superado la edad límite y haya trabajado 3 meses en determinados sectores y áreas regionales del país con su primer visado.

Los sectores son principalmente agricultura, ganadería, pesca, minería y construcción.

Además, a partir de julio del 2019 se podrá pedir un tercer visado Working Holiday. Para ello será necesario cumplir 6 meses de trabajo con el segundo visado en los mismos sectores y áreas regionales.

Aunque el primer visado Working Holiday sólo se puede pedir desde fuera de Australia, los siguientes pueden solicitarse desde dentro del país (o desde fuera también).

 

¿Qué hacer con un visado Working Holiday de Australia?

Gana experiencia profesional y mejora tu CV con unas prácticas

En Australia suele ser difícil acceder a trabajos cualificados sin experiencia local. Si tienes un buen nivel de inglés y quieres hacer algo más que fregar platos o recoger mangos con tu Working Holiday, invierte en unas prácticas en Australia. Mejorarás tu CV, perfeccionarás tu inglés en el contexto de tu profesión y harás contactos profesionales en Australia, donde las referencias son fundamentales.

Empieza tu estancia (los primeros 3 meses) con un trabajo de aupair

Conoce de primera mano el estilo de vida australiano. Vive -teniendo tu propia habitación- con gente local que te irá a recoger al aeropuerto y que te apoyará y que te integrará en su país. Será muchísimo mejor que gastar en backpackers incómodos y perder semanas buscando casa y trabajo al llegar. Y será excelente para tu inglés.

Considera seriamente hacer un curso de inglés al llegar 

Un curso de inglés al llegar te ayudará a soltarte con el idioma y facilitará mucho tu transición al nuevo país, sobre todo si tu inglés no es el mejor. Las escuelas de inglés de Australia suelen dar mucho apoyo a sus estudiantes: podrás beneficiarte de todos sus servicios, participar en sus actividades y programa social y hacer amigos rápido. No olvides, además, que de tu nivel de inglés dependerán tus oportunidades de trabajo en Australia.

 

¿Eres de los que no quieres desperdiciar tu tiempo en Australia con el Work and Holiday? Contáctanos.

Somos expertos en Australia como destino para estudiar, vivir y trabajar y la agencia más veterana en España especializada en este país. Aprovéchate de todo nuestro conocimiento de Australia. 

Organizamos prácticas profesionalestrabajo de aupair o trabajo en hoteles y cursos de inglés en Australia. Incluso cursos de inglés en los puedes obtener certificados útiles (y hasta imprescindibles) para trabajar en Australia: por ejemplo, de barista (para hacer cafés) o de Responsible Service of Alcohol (para servir bebidas alcohólicas).

No debes tu viaje a la improvisación. Si quieres sacar el máximo partido a tu experiencia australiana, contáctanos.

Registrate aquí si quieres acceder a ofertas exclusivas y noticias de tu interés sobre Australia.

        

©Copyright 2013  ESPAS AUST PTY LTD  ABN 66 111 577 103   CIF N8001059H  Todos los derechos reservados